Lejos de estrías y celulitis

Las estrías se derivan de la ruptura de las fibras de colágeno y elastina, responsables de la elasticidad, que se encuentran en la dermis (capa profunda de la piel), que se producen debido a su exagerada distensión o debido a los cambios hormonales. Son lesiones lineales, generalmente paralelas, que pueden ir desde 1 a varios centímetros de extensión. En las personas de piel oscura las estrías pueden ser más oscuras que la piel sana.

Existen algunas causas para la formación de las estrías y celulitis, tales como: alteraciones hormonales y circulatorias; alimentación inadecuada; fumo; sedentarismo; uso de píldoras anticoncepcionales y tratamientos de reposición hormonal.

Recomendase hidratación intensa de la piel con cremas y lociones hidratantes para tentar evitarlas, principalmente en personas con histórico familiar de estrías. Débese beber por lo menos 8 vasos grandes de agua por día (2 litros) y evitar engordar demasiado y rápidamente, eliminándose los dulces y grasas de la dieta y practicando ejercicios físicos regularmente.

Sugerencias:

1. Hidratación
Como substancia abundante en el cuerpo, el agua es el componente esencial de los tejidos. Posee papel importante en las funciones del organismo como un todo, principalmente en la hidratación de la piel, evitando celulitis y estrías. La cantidad ideal de consumo para un adulto durante las 24 horas del día, debe ser por lo menos 35ml/Kg. de peso, es decir, un individuo de 70Kg deberá consumir al mínimo 2,5L de agua al día. Ese consumo debe aumentar en los períodos en los que las temperaturas aumentan mucho (verano); antes, durante y después de ejercicios físicos; en la ocurrencia de fiebre y resfriado. Gestantes y nutrientes (mujeres en período de amamantar) también deben consumir más agua.

2. Aléjate de las dietas estrictas
Evite el efecto de “acordeón”. Aléjate de los regímenes de valor calorífico muy bajo, porque usted no conseguirá mantenerlos debido a la baja cantidad de nutrientes que ofrecen estos tipos de dietas y eso hará con que usted pierda la firmeza y elasticidad de la piel. Una buena dieta nos hace perder grasa y reduce la celulitis.

3. Reeducación alimentar
Reedúquese, evite la celulitis y las estrías y otros daños causados por la mala nutrición, dedícate a los granos enteros, frutas, verduras, productos lácteos y carnes magras en general. Una dieta equilibrada debe satisfacer las necesidades de todo el cuerpo sin que sea necesario el consumo de alimentos industrializados como golosinas, galletas rellenas, “fast-food”, etc. Con la práctica de la educación nutricional, se puede reducir visiblemente la celulitis y las estrías.

4. Ejercicios Físicos
Haga ejercicios localizados combinados a una actividad aeróbica (correr, nadar, ciclismo, etc) para reducir la celulitis. Practique por lo menos 30 minutos, 3 a 4 veces por semana.
Algunos tratamientos más utilizados para diminuir las estrías y celulitis:

5. Drenaje Linfático
El drenaje linfático se utiliza contra la celulitis, el envejecimiento y edemas de la piel; en las arrugas o bolsas que forman las papadas; en las piernas pesadas y las caderas, además de combatir el estrés y la fatiga en general. También se utiliza en los tratamientos antes y después de la cirugía. El drenaje linfático con fines estéticos debe ser practicado por esteticistas que posean formación específica.

6. Masaje Estético
Todo masaje corporal tiene la finalidad de estimular la redistribución de la gordura, ayudar a drenar líquidos y modelar la silueta. Además, promueve también el relajamiento muscular aliviando el stress que deteriora la piel y envejece prematuramente.

Manténgase alejado de la celulitis y de las estrías; los pequeños cambios en su día a día traerán beneficios notables a su cuerpo y a su autoestima. Para adaptarse a un tratamiento específico, consulte a un médico especialista.